¿Cómo diferenciar un bebedor social vs a un bebedor dependiente?

¿Te encuentras atrapado en una situación de mucha presión económica?,  ¿sientes qué tu relación está cayendo en  la rutina y  monotonía?, ¿buscas constantemente compartir más con tus amistades en los happy hours?, ¿sientes qué estas bebiendo más de lo adecuado?

Aquí podrás encontrar algunos tips para identificar  cuando te pudieras estar  excediendo en la bebida con el riesgo de cruzar la línea al alcoholismo.

Hoy en día a pesar de que tenemos acceso a tanta información por internet y diferentes medios de comunicación el alcoholismo es muy difícil de detectarlo,  esto se debe a que en nuestra cultura  es casi una costumbre general reunirse con las amistades  y beber todos los fines de semana, compartiendo un trago en los after-work o proponer un trago para conversar sobre negocios,  esto siempre ha sido normal por eso es aceptable concebir el alcohol como objetivo de las relaciones sociales con el fin de generar enlaces de cualquier tipo.

A raíz de esta concepción sociocultural se ha confundido el término llegando a parecer  normal que beber todos los fines de semanas es algo exclusivamente por fines sociales, pero no necesariamente es así, ya que cuando este hábito se vuelve costumbre y aumenta la frecuencia, con el tiempo podría convertirse en una enfermedad como lo es el alcoholismo.

Características de las etapas de consumo antes de llegar a la adicción al alcohol:

A)  El Uso

  1. Es el consumo del alcohol en una forma socialmente aceptada. La persona que consume  descubre que puede sentirse bien cuando usa la bebida.
  2. La persona empieza a consumir en fiestas  a veces por la presión social pero disfruta sin perder el control.
  3. La persona puede controlar el consumo, es decir regula la cantidad que consume.
  4. Se siente mal si pierde el control y por esa razón esta consciente cuando debe de parar de beber, no se eccede.

B) El mal uso

  1. La persona al consumir descubre que la bebida le produce buenas sensaciones, por eso comienza a buscar activamente esos efectos que le producen liberación y relajamiento.
  2. La tolerancia empieza a desarrollarse, es decir, la persona necesita beber más que antes para obtener el mismo efecto que anteriormente.
  3. El consumo de la bebida todavía se puede controlar y el efecto se puede anticipar.
  4. El bebedor todavía se controla  en beber y lo hace en los momentos y lugares apropiados, por ejemplo:  no en su lugar de trabajo.
  5. La persona desarrolla normas auto impuestas sobre su uso, por ejemplo: “No beberé antes de las 5.00pm.

C) El Abuso

  1. La persona se preocupa por cambios en su estado de ánimo.
  2. La persona experimenta un aumento en sus gastos debido al alto consumo de alcohol
  3. Comienza a aumentar la frecuencia en la ingesta de bebidas alcohólicas.
  4. Empieza  a producirse pérdida de control,  es decir, embriagándose cuando no lo esperaba, consumiendo más de lo previsto, rompiendo las reglas autoimpuestas, la imposibilidad de predecir el resultado de su consumo.
  5. El estilo de vida comienza a cambiar, la persona reorganiza su vida enfocándose en poder seguir bebiendo.
  6. Las lagunas mentales son más frecuentes (fallos de la memoria).
  7. La persona consume alcohol para afrontar los sentimientos como la ira, la culpabilidad, el miedo o la ansiedad.
  8. La persona empieza a enojarse o irritarse fácilmente.
  9.  La persona empieza a ocultar la botella o niega que bebe más de la cuenta, justificándose o racionalizando su comportamiento con el fin de evitar tomar responsabilidad.
  10. Empiezan a violar sus propios valores que contribuye a la angustia personal.
  11. Empieza a deteriorase sus relaciones.
  12. Renuncia a actividades importantes.
  13. Su autoestima disminuye.

D) La dependencia crónica, alcoholismo.

  1. La persona necesita beber para sentirse normal.
  2. Las lagunas mentales son más largas y frecuentes.
  3. El deseo de beber llega a ser más importante que todo.
  4. La persona que se encuentra en esta etapa de cronicidad experimenta la pérdida de control completa por su manera de beber, por ejemplo complicaciones legales, conflictos con sus hijos, relación de pareja  o separaciones familiares, problemas en su trabajo por su carácter y su personalidad neurótica,   y en otros caso enfrenta  licencias suspendidas, arrestos, accidentes por beber mas de la cuenta.
  5. Experimentan pensamientos paranoicos.
  6. La persona se siente extremadamente sola y aislada.
  7. La persona siente una pérdida del deseo de vivir,  sufre fuertes depresiones que  lo llevan a tener  pensamientos o intentos suicidas.

Se debe de resaltar que el alcoholismo se va desarrollando poco a poco a  excepción  de algunos casos, ya que la predisposición genética influenciara en la rapidez en que se vaya desarrollando esta adicción. By Lily Pais

Comentarios

Comentarios

Lily Pais Life Coach
Escrito por Lily Pais Life Coach