Despréndete y déjaselo a Dios

«Pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla».

Cuando yo  “me desprendo y se lo dejo a Dios”  pienso más clara y sabiamente.

Sin tener que pensarlo, rápidamente  cuando acudo a El, me desprendo de las cosas que me causan dolor e incomodidad, de esta manera supero las tristeza o  la depresion que me pudiera estar causando alguna situación negativa que este experimentando en mi vida.

Ya que me resulta difícil desprenderme de la clase de pensamientos y actitudes preocupantes que me causan una inmensa angustia, todo lo que tengo que hacer durante esos periodos es dejar que Dios, como Yo lo concibo, lo haga por mí,  he podido comprobar que al momento de acudir a el, me desprendo de los pensamientos, recuerdos y actitudes que me están molestando.

Cuando recibo ayuda de Dios, puedo vivir mi vida un día a la vez y enfrentarme a cualquier situación que se me presente.

«Solamente entonces puedo vivir mi vida de victoria sobre mis emociones en cómoda sobriedad».

Inspiracion por B. Wilson   12 Pasos

Comentarios

Comentarios

Lily Pais Life Coach
Escrito por Lily Pais Life Coach