La verdadera estabilidad emocional

Al desarrollarnos espiritualmente descubrimos que la mejor fuente posible de «estabilidad emocional» era la que provenía del mismo Dios» Vimos que la dependencia de su perfecta justicia y amor era saludable y que funcionaria cuando todo lo demás no fallara. Si realmente dependíamos de Dios no nos seria posible hacer el papel de Dios con nuestros compañeros, ni sentiríamos el deseo urgente de depender totalmente de la protección y cuidados humanos. B. Wilson

Comentarios

Comentarios

Lily Pais Life Coach
Escrito por Lily Pais Life Coach