Coach Lily Pais

Consejos para conseguir serenidad, paz mental y tranquilidad

Una de las cosas indispensables para poder llevar una vida sana y en paz es poder contar con los elementos que brinda la serenidad y aunque muchos puedan pensar que está a punto de desaparecer es una virtud que se debe conservar.

Aunque una de las cosas que menos ayuda a mantener la serenidad es el estilo de vida que se lleva en la actualidad, donde se debe ir a paso acelerado marcando el ritmo que nos ofrece el día a día.  Sin embargo se debe tener en cuenta que encontrar un tiempo para estar en calma con uno mismo también es necesario para la salud física y mental.

Muchas personas piensan que para poder conseguir la serenidad que necesitan para poder convivir en pareja, familia o con ellos mismos necesitan ser unos gurús espirituales, pero nada más alejado de la realidad, por eso a continuación se destacan algunas de las claves para poder conseguirla:

superar una ruptura amorosa, separación o divorcio

¿Cómo liberarte y conseguir paz?

La manera de poder lograrlo es a través del conocimiento propio, de mirar nuestras virtudes, pero principalmente nuestros defectos, esos defectos que no nos permiten avanzar en la vida, como lo son: la falsa humildad, la soberbia, la imprudencia, el control, la obsesión, la intolerancia, la hipocresía, la deshonestidad, en fin, es una larga lista de defectos que se pueden trabajar para eliminarlos y con esto lograr estar en paz con nosotros mismos y con las personas que nos rodean.

Sé que no es fácil mirar y reconocer en nosotros que poseemos ciertos defectos pues para aceptarlos requerimos de una buena dosis de humildad, y por naturaleza el hombre no es humilde, la humildad hay que trabajarla y activarla diariamente, día con día, eso significa ejercitar nuestros sentidos.

En principio trabajar en nuestros defectos nos permite empezar a tener más dominio propio en nuestras reacciones y acciones, y así de esta manera manejar de una manera saludable nuestros instintos naturales.

Esos defectos nos traerán muchos problemas sino lo trabajáramos, causándonos ansiedad, inseguridad, de tal manera la importancia de conectarnos con nuestra parte emocional y sobre todo con nuestra parte espiritual, por mi experiencia personal y profesional les puedo asegurar que si no balanceamos y equilibramos nuestra vida física, emocional y espiritual difícilmente lograremos encontrar esa paz que tanto añoramos, los quehaceres del día a día, nuestras responsabilidades laborales, familiares y económicas.

Las presiones que vivimos a diario en esta vida nos causan preocupaciones en muchas ocasiones ansiedad, insomnio, stress, y por estas razones es que hay que darle la importancia necesaria a todo lo que nos ayude a equilibrarnos en todos estos aspectos, sin una salud mental, emocional equilibrada la capacidad para afrontar las diferentes situaciones que se nos puedan presentar en la vida, en el día a día difícilmente pudiéramos encararlas o afrontarlas de la mejor manera posible.

Para lograr esa paz en definitiva es a través del propio conocimiento necesitamos activar esa fortaleza, ese valor que viene de nuestra verdadera esencia que es nuestro espíritu

Sé consiente y agradecido por lo que tienes

La mayoría de las veces por llevar un estilo de vida tan ajetreado no ponemos atención a lo que hacemos, es por esto que debemos vivir conscientemente y poner el debido cuidado en todo lo que realizamos.

Un ejercicio que practico es el de tratar de hacer un inventario completo de mis bendiciones y una justa aceptación de los muchos dones que poseo, tanto los temporales como los espirituales.

En eso trato de alcanzar un estado de agradecimiento alegre. Un agradecimiento así, al ser afirmado repetidamente y considerado que todo se lo debo a  Dios puede desplazar la propensión natural a felicitarme a mí mismo por cualquier progreso que me haya sido posible hacer en algún área de mi vida. Me esfuerzo por aferrarme a la verdad de que un corazón lleno y agradecido no puede abrigar grandes presunciones.

Rebosante de gratitud, el corazón tiene que latir con un amor que fluye hacia todo los que nos rodea, la emoción más elevada que jamás podamos experimentar.

Vivir con calma

Realizar deportes

Otra de las cosas que es de mucha ayuda para poder lograr encontrar el camino de la serenidad es liberar el estrés mediante el ejercicio. Incluir en la rutina diaria por lo menos 1 hora al día para poder realizar alguna actividad física ayuda a aclarar la mente y relajar el cuerpo de las tensiones acumuladas.

Una de las formas más efectivas que puedes encontrar para lograr llevar una vida más en calma es realizar actividades deportivas, esto te permitirá drenar y liberar todo el estrés acumulado que puedes tener por preocupaciones en el trabajo o con la familia.

Salir con la familia

En muchos casos el poder compartir el tiempo que se tiene libre con los hijos y la familia logra llenarnos de calma, ya que este tiempo suele ser relajante. El poder llevar una buena relación con quienes vivimos también es elementar para conseguir la calma que deseamos.

Dedicar tiempo a la pareja

Las relaciones de pareja suelen tener sus altos y bajos, pero para que esto no suceda es necesario poder salir y compartir con la persona amada, esto los llevará a desligarse un poco de las experiencias y problemas cotidianos.

Sin importar cuál sea la ocasión es necesario aplicar las recomendaciones anteriormente mencionados para poder evitar que las presiones del día a día nos llenen de malas energías.

Es necesario  tener en cuenta que atraemos a nuestra vida la energía que proyectamos, por esto debemos siempre estar abiertos a la paz y serenidad y  así eliminar de nuestro alrededor todo lo que nos traiga perturbaciones.

La relajación como método

Nada mejor para lograr encontrar la serenidad que poder estar relajados, para esto es fundamental aprender a manejar la respiración y concentrarnos en ella

No podemos olvidar que la oración y mantener mente positiva también son buenos para poder lograr la serenidad y la sabiduría para llevar una vida plena.

Busca el bienestar

En la actualidad con el ajetreo que se vive diariamente estamos en constantes cambios de humor y con esto acumulamos energías negativas, para contrarrestar esto es necesario lograr un equilibrio que nos genere bienestar  mental y espiritual.

Una de las cosas más importantes que se debe tener para llevar una vida plena es el bienestar, físico, espiritual, laboral y  afectivo.

Bienestar afectivo

Este es una de las claves para poder desarrollarnos exitosamente en el día a día, es importante mantener una relación de cariño, afecto, amabilidad y cordialidad con nuestra pareja, familia o amigos. Lograr lazos afectivos exitosos nos traerá grandes satisfacciones y nos ayudará a cultivar buenas amistades.

Bienestar espiritual

Estar siempre conectado con nuestro lado espiritual nos ayuda a ser más auténticos y a vivir en libertad plena con la fe en Dios. Dar este paso hacia un sentido de bienestar más espiritual en nuestra vida nos dará el impulso para enfrentar todos los inconvenientes que se nos presenten.

Bienestar físico

Para poder sentirnos bien con nosotros mismos entra por dentro como por fuera es necesario estar saludables, para lograrlo nada mejor que realizar actividades deportivas al aire libre, en las que podamos liberar todo el estrés diario y nutrirnos de la energía de la naturaleza.

Bienestar laboral

Muchas veces nos olvidamos de nuestras familias, pareja y amigos por concentrarnos en el trabajo y todas las responsabilidades que este tiene, sin embargo debemos saber que esto no nos hace bien ni espiritual ni físicamente. Es por eso que debemos delegar en las actividades laborales, armar un equipo en el que podamos confiar y apoyarnos en estos para evitar recargarnos con actividades.

Conéctate con la felicidad

Hablar de felicidad es algo que puede ser mucho más complejo de lo que parece, ya que esta depende mucho del estado anímico en el que nos encontremos y la situación que estemos viviendo.

Según el diccionario de la Real Academia Española podemos definir la felicidad como: “Estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien”. Si nos guiamos por este concepto podemos constatar que esto depende del estado de ánimo que tengamos en el momento.

Muchas veces para poder encontrar el camino a la felicidad debemos dejar cosas y personas atrás, es por esto que aunque debemos aprender del pasado es necesario soltar y dejar atrás todo lo que no nos traiga progreso en la vida.

La familia forma parte de la felicidad

Una de las cosas más importantes para poder llegar a conseguir la felicidad es contar con el apoyo tanto de la familia como de la pareja, ya que estos son dos ejes fundamentales en nuestras vidas.

Tal como se mencionó anteriormente y como lo destaca Lily Pais en sus reflexiones es importante cultivar nuestras emociones para atraer energías positivas a nuestra vida.

La felicidad es algo que debemos apreciar, ya que debemos recordar que la vida es un viaje corto en el que nos llevamos solo los momentos vividos y compartidos con las personas que amamos.

Practica la humildad y tendrás serenidad

Una gran parte en la vida de mucha gente ha estado dedicada a  pensar en los defectos de otras personas.

Esta es una forma sutil y maliciosa de la satisfacción de sí mismo(a)  que les permite seguir cómodamente e inconscientemente en sus propios defectos. Demasiado a menudo se les oye decir: Si no fuera por el (o ella) que feliz seria.

Esto se deriva a que el primer obstáculo que tenemos  es el de mirarnos y aceptarnos a nosotros mismo tal cual como somos en lugar de enfocarnos en los demás.

Hacer esto es adoptar una humildad realista, sin esta humildad no se puede ni tan solo comenzar a hacer auténticos progresos en nosotros.  Esto es un ejercicio de  aceptación  y reflexión que podemos practicar provechosamente cada día  de nuestras vidas. Estos reconocimientos realistas de nuestros defectos acentuados por el “resultado de los hechos en nuestra vida”,…este ejercicio de reflexión  nos ayudara,  siempre y cuando evitemos por todos los medios convertirlos en pretextos poco realistas para la apatía, el victimismo o el derrotismo.

La  aceptación auténtica de nuestros defectos y la decisión  de eliminarlos son  la base segura sobre lo que se puede construir un mejor bienestar emocional y por lo tanto, un más amplio progreso espiritual.

 

Ir arriba