Coach Lily Pais

No te enamores de una persona solo por su físico

No te enamores de una persona solo por su físico, enamórate de su inteligencia y personalidad. 

El placer físico ≠ placer emocional 

No se puede negar lo bien que se siente  besar, tocar, sentir a esa persona que tanto nos gusta, que nos hace viajar por un mundo de imaginación y fascinación y si,  es una buena base para empezar, pero ¿Qué pasará después de entregarse físicamente?, ¿De qué hablarán? ¿Qué harán? Lo más seguro es que el placer y la felicidad que sentirás será momentánea, y tal vez sentirás un vacío.

Aquí es donde se encuentra la disyuntiva, ya que normalmente lo primero que sentimos es atracción física antes de lograr conocer a profundidad a esa persona, y cuando solo nos quedamos con la apariencia física y no logramos ver más allá es donde surgen los problemas y esos vacíos tan desagradables, porque solo sentimos placer físico pero ese nos llena solo por un momento pero la conexión emocional es la que nos llenará y dará felicidad a largo plazo. 

La diferencia emocional entre hombres y mujeres 

A los hombres por lo general  les cuesta  involucrarse emocionalmente en una relación,  ellos son más prácticos y por su naturaleza menos emocionales que la mujer, pero eso no significa que haya una excepción a la regla y  muchos de ellos hayan desarrollado la inteligencia emocional, este aspecto tan importante de la vida. 

La atracción física es parte importante y natural para iniciar y mantener una relación, pero para poder fortalecerla se requiere de otros ingredientes.

La gran mayoría de personas no toman en cuenta que la verdadera felicidad y éxito en una relación esta es en la conexión emocional y en la personalidad de cada individuo.

La importancia de la personalidad 

La apariencia física siempre va a atraer, a llamar la atención y a encandilar, pero solo la personalidad va a llegar al corazón y eso es lo que realmente creará una conexión entre dos personas. La personalidad es aquella que demuestra nuestro carácter, voluntad, fuerza, tenacidad y ese encanto es el que fortalece el vínculo entre dos personas.

Son muchos los libros y estudios que nos intentan decir cuál es el tipo de pareja que  nos conviene según nuestra personalidad, pero realmente no hay un manual escrito ya que el ser humano es muy complejo y no poseemos un filtro integrado que diga quién sí y quién no. 

La atracción física y la atracción mental 

La atracción física es aquella que sentimos por una persona que nos gusta físicamente y por esta razón tenemos el deseo de mantener relaciones sexuales con esa persona. 

En cambio, la atracción mental es aquella que se desarrolla luego de que conocemos a esa persona y sabemos aspectos de su personalidad que conectan con la nuestra, sus gustos, sus ambiciones, sus sueños, etc. 

Pregúntate esto

Al conocer a una persona que te atraiga físicamente no solo te enfoques en la parte estética sino también en conocerla, pregúntate:  ¿tiene cosas en común conmigo? como por ejemplo:   ¿los valores espirituales, los  principios, los sueños o proyectos de vida?, ¿Es fiel, honesta y  leal? Investiga más sobre ella, conócela y descubre en esa persona esas cualidades y características de un ser maduro, espiritual e inteligente emocionalmente.

No te arriesgues a perder una persona solo por enfocarte en la parte externa. Alimenta tu relación con detalles, siendo honesto, respetuoso y atento. 

Sentir atracción física por alguien es un instinto natural que todos poseemos, pero sentir atracción mental por la madurez emocional de una persona no es para todos. Si de verdad quieres enamorarte y tener una sólida y larga relación, asegúrate de que haya atracción mental  y que en lo posible  tengan muchas cosas en común.  

By Lily Pais

Ir arriba