Coach Lily Pais

Cómo llevar una relación de pareja sana

Los mejores consejos para llevar una relación de pareja sana: 7 claves

¿Cómo llevar una relación de pareja sana?

  1. Recordar las razones por las que están juntos
  2. Comunicarse
  3. Hacer algo especial juntos
  4. Eliminar las influencias externas
  5. Perdonarse el uno al otro
  6. Ser sinceros
  7. Establecer límites

El conflicto, hasta cierto punto, es una realidad para la mayoría de las parejas. Después de todo, no hay dos personas que piensen y sientan exactamente igual en todo. Es por eso que muchos consejos para las parejas prescriben formas efectivas de manejar los conflictos cuando surgen y cuando están en curso.

Pero además de aprender a manejar y resolver conflictos, las parejas deben evaluar la rapidez con la que se recuperan de las discusiones y pasar a otras cosas. Es recomendable que las personas que esperan una relación estable y satisfactoria busquen a alguien que se recupere bien del conflicto. Entre sus beneficios, una recuperación rápida puede evitar que la disputa se extienda a otras áreas de la vida de la pareja.

Cuando pensamos en cómo funcionan las relaciones románticas, probablemente pensemos en la trayectoria clásica: dos personas se conocen, forman una relación y, a medida que pasa el tiempo, deciden permanecer juntos o terminar. Un camino tan sencillo sin duda refleja las experiencias de muchas personas, pero la búsqueda del amor es a menudo un viaje mucho más complicado, conflictivo y confuso. Entonces nos hacemos esta pregunta: ¿Qué pasa cuando la relación se comienza a debilitar?

Seguro has escuchado este dicho antes: la comunicación es la clave de cualquier relación. Suena cliché, pero es verdad. Es muy fácil decirle a la gente que la comunicación es importante en una relación sana, pero no es tan fácil explicar cómo comunicarse. Y si nunca nos enseñan cómo usar esta herramienta, nunca podremos abrir la puerta a una comunicación saludable.

La comunicación se define de muchas maneras,  pero una definición clave incluye la transmisión o el intercambio exitoso de ideas y sentimientos. Se puede ser un gran conversador, pero también hay que ser un gran oyente para poder comunicarse de una manera efectiva. La comunicación es uno de los pilares de una relación sana.

Mi relación no es como antes, ¿qué hago?

Cada persona que encontremos pondrá a prueba nuestra capacidad de compromiso, paciencia y tolerancia. Una relación real que perdura a través del tiempo es aquella en la que has dado más amor y comprensión de lo que jamás creíste posible. Si actualmente te encuentras en una relación débil, rota o al borde del colapso, pero que crees que merece tu esfuerzo, no te rindas. Considera estas siete formas de salvar tu relación en dificultades:

Recordar las razones por las que están juntos

Regresa al principio. Pregúntate: ¿Qué me atrajo de esta persona para empezar? ¿Qué cualidades posee que encontré valiosas? Reevaluar las razones por las que se unieron les recuerdan las razones para permanecer juntos.

Comunicarse

La forma correcta de comunicarse es hacerle a tu pareja una pregunta relevante, escuchar su respuesta y luego ofrecer tu opinión. Practica el habla eficaz al involucrar a tu ser querido en una conversación de su interés. Haz preguntas que te interesen; las personas se abren cuando haces preguntas sobre su día, un proyecto importante, sus sentimientos.

Hacer algo especial juntos

Estar en un espacio físico donde tienes poderosos recuerdos de una emoción fuerte puede reavivar la pasión. O pueden probar algo que nunca antes han hecho para que cumpla con su intención de volver a conectarse.

Eliminar las influencias externas

Mantén tu relación lo más privada posible y divulga la menor cantidad de detalles posible. No admitas automáticamente tus problemas amorosos a los demás. En cambio, abre las puertas de entrada a la comunicación y confiesa tus preocupaciones a tu pareja.

Perdonarse le uno al otro

Perdonar es desprenderse de la amargura y la ira. Olvídense de las emociones negativas que les impiden el verdadero perdón. La demora en los recuerdos hirientes solo los perpetúa. Tengan en cuenta que el perdón es un proceso, no un resultado.

Ser sinceros

Ciertas cosas simplemente debemos guardarlas para nosotros, pero la honestidad puede provocar maravillas en la opinión que tu pareja tiene de ti. Admitirle un secreto o error a tu pareja puede hacer que ella también quiera abrirse.

Establecer límites

¡Y mantén tu palabra! Si estableces una regla para tu pareja, establece también una similar para ti. Una relación es una calle de dos sentidos. Mantener una relación dentro de límites cómodos evita discusiones, explosiones y problemas.

La importancia de la comunicación

Nos estamos comunicando constantemente entre nosotros, lo creamos o no. Dejando a un lado las palabras literales, inconscientemente, nos comunicamos a través de expresiones no verbales como expresiones faciales y lenguaje corporal, nos comunicamos a través del tono de nuestra voz y a través de nuestro comportamiento.

Las parejas que no aprenden a comunicarse conscientemente enfrentarán problemas en lo que respecta a la intimidad, los conflictos y el crecimiento relacional. Comprender el mundo interior de tu pareja y hacer que comprendan el tuyo es fundamental para una verdadera conexión. Si tienes dificultades para comunicarse de una manera que desarrolle tu relación, con el tiempo descubrirán que se distancian.

La falta de comunicación en las relaciones no se puede ignorar, especialmente en situaciones en las que siente que no puede conversar con su pareja.

Efectos de la falta de comunicación en una relación

  1. Conflicto intensificado
  2. Una perspectiva negativa de tu pareja
  3. Alejarse de los intentos de los demás de conectarse
  4. Sentirse invisible o desconocido
  5. Soledad
  6. Falta de intimidad
  7. Dificultad para establecer y alcanzar metas

Es por ello que la comunicación en las relaciones es esencial para tener una convivencia feliz y saludable. Y no se trata de hacer una pequeña charla. Preguntarle a tu pareja cómo fue su día es agradable, pero si quieres una relación extraordinaria, debes profundizar más. Aprender a comunicarse en una relación se trata de satisfacer las necesidades de tu pareja. Para mejorar la comunicación en su relación, debes descubrir cómo escuchar, no cómo hablar.

Así que concéntrate en las cosas del día a día.

¿Cómo mejorar la comunicación con tu pareja?

No asumas

Las suposiciones y la lectura de la mente generalmente conducen a malentendidos y sentimientos heridos. Nunca asumas que sabes lo que están pensando; en lugar de eso, acérquense.

Cree que las cosas pueden cambiar

Parte de tener una conversación y comunicación efectiva es tener una actitud positiva. No abordes los problemas como si fueran imposibles de resolver.

Responde

Si tu pareja se está acercando, está dispuesto a conocerla. Cada uno de los momentos es una oportunidad para conectarte con tu pareja. Una persona debe buscar a alguien que les responda, o al menos los reconozca cuando intentan llamar su atención porque demuestra que están satisfaciendo sus necesidades emocionales.

Elije el momento

Muy a menudo mencionamos algo cuando nos sentimos frustrados o molestos. Pero elige tu momento. No menciones un gran problema si no hay tiempo para discutirlo adecuadamente. Sabrás cuándo es un buen momento.

Nunca dejes de coquetear

La comunicación no tiene por qué ser seria, de hecho, mantener la forma en que coqueteaste cuando se conocieron es importante para tu relación. Las parejas que dejan de coquetear son parejas que dejan de anticipar. No pierdas ese primer sentimiento de coquetería.

En última instancia, la comunicación es una habilidad, lo que significa que siempre hay margen de mejora. Trabaja junto con tu pareja para descubrir cómo puede mantener una comunicación saludable y permanecer en la misma sintonía. Sé lo más honesto, directo, amable y atento que puedas.

¿Qué es y por qué es importante la reciprocidad en la pareja?

Muchas veces no utilizamos el concepto de equipo cuando se trata de nuestras relaciones. Por lo general, nos juntamos porque las personas con las que nos relacionamos satisfacen mejor nuestras necesidades individuales, no porque seamos el mejor equipo. Entonces, cuando tenemos un conflicto con nuestra pareja o cuando esa pareja hace algo que es demasiado dañino, descubrimos que es más fácil cambiarla.

Trabajar en equipo se basa, también, en el compromiso. A veces, cuando estamos en conflicto, pasarán días o incluso semanas antes de que lleguemos a un acuerdo sobre un tema. Generalmente mantenemos nuestra posición porque a menudo sentimos que renunciar a ella significa debilidad, pero mira todos los buenos momentos que has perdido con tu pareja. A veces, el conflicto es inevitable, pero puede ser algo poderoso para tu relación cuando puede anteponer las necesidades de tu pareja a las tuyas.

Un buen compañero de equipo no tiene miedo de verbalizar lo que le gusta, ama o aprecia de su pareja, lo que a todos les encanta escuchar. Concéntrate en ese objetivo común y háganse responsables uno del otro cuando noten negatividad. Un buen equipo podrá hacer esto en conjunto y de manera constructiva.

Los gestos simples pueden ser de gran ayuda para energizar a tu equipo. Las parejas sanas conocen la importancia de ese lenguaje tácito. Las cosas pequeñas como el contacto visual o las conversaciones triviales a menudo se pasan por alto, pero realmente pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo de alguien.

Es posible que una relación sea dañina para unas de las partes y el problema no sea la comunicación.

Las parejas, los amigos y los miembros de la familia nos ayudan a superar los momentos difíciles, así como a disfrutar los buenos momentos. Estas relaciones íntimas que desarrollamos a lo largo de la vida son fuentes de energía, inspiración, alegría y comodidad, y probablemente también sean la mejor parte de estar vivo.

Desafortunadamente, estas relaciones a veces pueden convertirse en una codependencia tóxica. Si alguien en tu vida te hace sentir alguno de estos síntomas, es hora de reconocer que la relación podría no ser saludable.

Ser codependiente no es una condición feliz. Con todos estos síntomas específicos en curso, es probable que nos sintamos deprimidos, ansiosos, desesperados y perdidos. Las relaciones son importantes, y una relación tóxica puede costarle muy caro el tiempo y la energía que podría utilizar mucho mejor. Mantente fiel a ti mismo y a tus valores, escucha a tu corazón y sé fuerte si necesitas liberarte de una relación tóxica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba