Coach Lily Pais

¿Cómo tener una vida espiritual?

Nuestra meta es el desarrollo espiritual

¿Cómo tener una vida espiritual?

  1. Sé honesto contigo.
  2. Libérate de comportamientos egoístas.
  3. Practica el desprendimiento emocional.
  4. Sé agradecido.

Hemos entrado al mundo del Espíritu. Nuestra siguiente tarea es crecer en entendimiento y eficacia.

—Bill Wilson , 12 Pasos

Tener una vida espiritual es muy significativo, ya que implica acción, comienzo y participación.

Entrar al mundo del Espíritu es un prerequisito para mantener mi desarrollo espiritual, ya que el Espíritu es la parte inmaterial del ser.

¿Qué es tener una vida espiritual?

La espiritualidad se compone del amor incondicional, la alegría, la paciencia, la bondad, la amabilidad, la fidelidad, el dominio de sí mismo y lahumildad.

Según voy manteniendo mi sobriedad y equilibrio emocional, el desarrollo espiritual se convierte en un proceso de por vida.

¿Cuáles son las barreras de desarrollo espiritual?

Las barreras de mi desarrollo espiritual son el egocentrismo y un enfoque materialista de las cosas terrenales.

Cuando dejo que el egoísmo, la deshonestidad, el resentimiento y el temor sean parte de mí ser, estoy obstaculizando las cosas espirituales.

Espiritualidad significa devoción a lo trascendental y no a las cosas mundanas, significa obediencia a la voluntad de Dios para mí.

¿Cómo tener una vida espiritual?

Sé honesto contigo

El engaño a los demás casi siempre tiene sus raíces en nosotros mismos.

Cuando somos honrados con otra persona, tenemos la confirmación de que hemos sido honrados con nosotros mismos con la fe en Dios.

En muchas ocasiones, me he engañado con respecto a la realidad de mi vida, corrigiéndola y actuando de diferentes maneras para que fuera como yo la quería.

Por ejemplo, por no querer ver la realidad y el miedo a quedarme sola, muchas veces me mantuve en relaciones que no eran convenientes para mí.

Debemos tener en cuenta que engañarnos a nosotros mismos y  a otros es un defecto de carácter.

Todos los días tengo que recordar que engañarme a mí mismo es sentar las bases para el fracaso o la desilusión en la vida. Una relación honesta con mi poder superior es la única base sólida que he encontrado para ser honesto conmigo mismo y con otros.

Libérate de comportamientos egoístas

Muchas veces, inconscientemente manipulamos situaciones a nuestro antojo, para que las cosas resultaran como nosotros queremos.

Sin embargo, de esa manera obsesiva y egoísta poco duran los resultados tan ansiados.

Con ese comportamiento caprichoso, nos exponemos a no ser considerados o respetados como persona.

Debemos entender y concientizar que por pensar solo en nosotrospodemos causarle daño a los demás, incluso cuando no es esa nuestra intención.

Practica el desprendimiento emocional

El desprendimiento es la libertad de poseer lo que es mío y permitir poseer a otros lo que es de ellos, siempre manteniendo los limites saludables entre las personas y yo.

Esta libertad me permite mantener mi identidad  y, aun así, amar, apreciar e identificarme con los sentimientos de otros.

De hecho, nuestra humanidad se puede medir a través de nuestra capacidad de reconocer el dolor y la alegría de otra persona.

Hoy no me tiene que gustar todo lo que las personas digan o hagan, ni tengo que obsesionarme en querer cambiarlas aun cuando piensen que estén equivocados.

Puedo desprenderme y aun continuar amando y sintiendo.

Desprenderse emocionalmente de las cosas es aprender a no tomárnoslas como algo personal.

Sé agradecido

Haz un inventario completo de las bendiciones que posees, así como una justa aceptación de los muchos dones temporales y espirituales con los que cuentas.

Este hábito te ayuda a alcanzar un estado de agradecimiento alegre.

Un agradecimiento así, al ser afirmado repetidamente y considerado que todo se lo debo a Dios, puede desplazar la propensión natural a felicitarnos por cualquier progreso alcanzado en algún área de nuestra vida.

Debemos esforzarnos por aferrarnos a la verdad de que un corazón lleno y agradecido no puede abrigar grandes presunciones.

Rebosante de gratitud, el corazón tiene que latir con un amor que fluye hacia todo los que nos rodea, la emoción más elevada que jamás podamos experimentar.

—Bill Wilson

Ir arriba